El esfuerzo y dedicación que aplicas en tu trabajo, en algún momento dará frutos, si no es que ya los dio. Y escalarás un peldaño más para llegar a la cima, pero cuando estés allí, ya decidiste lo que quieres ser, ¿Eres Jefe o Líder?

Tus cualidades y compromiso en el trabajo son de gran ayuda para conquistar un nuevo puesto, pero para estar a cargo de personal o equipo de trabajo, hace falta un poco más. Debes entender que nuevos puestos requieren nuevas habilidades para desarrollar

Descubre como hacer el cambio de jefe a líder

Si realmente deseas un cambio de jefa a líder, debes empezar por modificar tu mentalidad, esas en nuevo puesto que requiere de nuevos pensamientos, ahora has cambiado de posición y debes adaptarte a esta nueva situación.

El titulo de “jefe” puede llenarte de empoderamiento, pero no necesariamente te asegura que podrás conseguir objetivo. Entonces deberás desarrollar nuevas habilidades de liderazgo y agregar a tus cualidades el ser estratégico, innovador y con capacidad de influenciar en tu nuevo equipo de trabajo, esto será uno de los principales indicativos de cambio de jefe a líder y que seguro multiplicará tus logros y resultados.

Debes entender que el proceso para convertirse en líder se basa en la práctica constante. No basta con centrarse en tareas específicas y ver se cumplan, debes desarrollar una capacidad para liderar con visión y valores.

Al realizar tu metamorfosis de jefe a líder, comprenderás que un Líder está a otro nivel. Y no me refiero a que debas expresar ese sentido de superioridad para gobernar a tu equipo, esto trae miedo y te regresa al termino jefe. Por el contrario, como líder tendrás la capacidad e inspirar e influir en gran medida en las actividades y mentalidad de los integrantes de tu equipo a tal grado que, además de hacerlos participes activos en los proyectos, deberás promover y desarrollar el talento de cada uno.

Pasar de jefe a líder es un cambio radical, que involucra gran esfuerzo mental y de actitud. Pero si decides quedarte enfrascado en un puesto de jefe, seguramente en el momento menos esperado alguien más podría superarte y tendrá las suficientes ganas de aceptar el reto de cambio.

Quedarte en la posición de jefe limitará tu productividad y la de los integrantes de tu equipo, imitándoles también en su desarrollo profesional.

Así que no esperes más. Si quieres ese nuevo puesto de alta gerencia entonces comienza a desarrollar ahora mismo tus habilidades de liderazgo.

Jefe o Líder

Deja un comentario

Cerrar menú