En esta sección analizaremos 4 Fases del desarrollo de un equipo de trabajo. En cada equipo se suele encontrar variaciones de acuerdo con la orientación de este. Sin embargo, podemos distinguir 4 etapas en común, las cuales son: formación, conflicto, normalización y desempeño.

Fases del desarrollo de un equipo de trabajo

Etapa de formación

Aquí se constituye el equipo de trabajo y los integrantes empiezan a conocerse. En esta etapa empiezan a reconocer su habilidades y personalidades. Es un momento adecuado en el cual se pueden evaluar los estilos de liderazgo.

Al ser una etapa inicial, es conveniente establecer las bases del proyecto y metas que se quieren alcanzar. Es una etapa para compartir información, conocimiento y aportes.

Etapa de conflicto

Las bases ya están establecidas para este punto y al haber mas confianza pudieran existir variaciones en los puntos de vista y en el desarrollo de estrategias.

Lejos de generar conflicto, se deben convertir las diferencias en opción para debatir y buscar soluciones que ayuden a cumplir los objetivos.

Para esta etapa considera los siguientes consejos:

  • Busca el lado positivo, el conflicto es bueno. Indica que los empleados están comprometidos con lo que hacen.
  • Las discusiones pueden ser productivas, pero tienen que concluir de manera lógica.
  • Cuantas más perspectivas y experiencias distintas se mencionen en el conflicto, mejor serán las resoluciones
  • Los mejores conflictos son los que puedes abordar antes de que se conviertan en conflictos. Si sabes qué buscar, puedes evitarlos

Etapa de normalización

Si se ha superado la etapa de conflicto, este ser al resultado. Cada uno entiende que las diferencias en opiniones que son tratadas de la forma correcta permiten lograr buenos resultados. Cada integrante del equipo entiende su papel y reconoce las estrategias que aplicarán para completar sus resultados. Los empleados ya pueden empezar de forma más eficaz, ya que tienen capacidad de crítica y análisis y superan los problemas con mayor madurez.

Etapa de desempeño

Esta es la etapa final y en consecuencia la etapa de productividad. se alcanza cuando el equipo trabaja unido. Los empleados ya se acostumbraron unos a otros y aumenta la productividad. El equipo empieza a rendir al máximo.

El equipo se autogestiona. Adaptan sus normas y trabajan juntos para solucionar los problemas. Si como líder de un equipo, logras llegar a este punto, tu papel es mantenerte al margen y eliminar cualquier situación que podría afectar la productividad del equipo.

En esta etapa final es recomendable evitar cambios innecesarios. Aunque estos en ocasiones pudieran resultar inevitables. Por ejemplo, al tener la necesidad de sustituir a un integrante. Esto podría hacer retroceder ligeramente trabajo, sin embargo, en esta etapa de desempeño el equipo cuenta con suficiente madurez como para recuperarse prácticamente de inmediato y seguir trabajando.

Logra el éxito para tu equipo de trabajo.

Aquí tienes algunos consejos para alanzar el éxito en la gestión de tu equipo de trabajo.

  • Habla con cada integrante para determinar su conocimiento, si está familiarizado con los recursos que usará y si se siente cómodo con el enfoque técnico elegido.
  • Analiza de manera constante el grado de experiencia o confianza que tiene cada integrante respecto de las teorías que le has asignado.
  • Un buen líder debe saber cuál es la mejor forma de recompensa y de agradecimiento para cada trabajador.
  • Usa esta información para determinar las necesidades de tu equipo e irás por buen camino para ser un buen líder de proyecto.

Deja una respuesta

Cerrar menú